Zacatecas, Zac.- El programa “Soldado por un día” de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), que además de mostrar el lado más humano de la milicia, tiene por objetivo el acercamiento de las fuerzas militares a la población, se echó a andar este año en Zacatecas, este viernes en las instalaciones de la Onceava Zona Militar se nombró al tercer soldado honorífico de la entidad.

A sus 10 años de edad, Christopher Muñoz Delgado, cumplió uno de sus más grandes sueños, convertirse en soldado y aunque actualmente libra la batalla más complicada de su vida, sueña con ser adulto y convertirse en militar, “ser un soldado como los que salen en la tele ayudando ahora con el temblor”.

Por un par de horas, Christopher recorrió las instalaciones de la XI zona Militar ubicada en Guadalupe, pudo apreciar y experimentar de cerca cómo es un día normal para un soldado, conoció los campos de entrenamiento en donde incluso se hicieron pruebas y se atravesaron obstáculos en su honor, todo fue en honor al nuevo soldado.

De forma sorpresiva Christopher arribó a las instalaciones militares, siempre le dijeron que iba a una cita médica y como lo hace constantemente desde diciembre pasado, cuando le detectaron cáncer, se levantó temprano, se vistió, se arremango la pierna izquierda de su pantalón, pues no hay más pierna que cubrir y emprendió el viaje.

Aproximadamente dos horas debió tomarle trasladarse desde Juntas de Guadalupe comunidad de Pinos hasta Guadalupe, Christopher sabía que tenía una cita con el médico, pero esta vez, el doctor no lo revisión, en su lugar estaban decenas de soldados, integrantes de la asociación Civil, “Hay vida en mis sueños” y hasta medios de comunicación.

A los pocos minutos Christopher dejó de lado su vestimenta diaria y normal, había un traje hecho a su medida, los zapatos también eran de su número y hasta el gorro le quedó a la perfección.

Ataviado con su traje de militar, se procedió con los honores y nombramiento oficial.

Orden extraordinaria del cincuenta y dos Batallón de Infantería, comunicada en la plaza de Guadalupe, Zac, el día 6 de octubre de 2017:

“Dispone el ciudadano coronel de Infantería diplomado de estado mayor, comandante del cincuenta y dos Batallón de Infantería, se haga del conocimiento a la totalidad del personal de jefes, oficiales y tropa de esta unidad, que el día de hoy, esta comandancia de batallón, se complace en contar con la vista del niño Christopher Muñoz Delgado, quien a partir de la fecha se reconocerá como soldado honorario del cincuenta y dos batallón de infantería, el cual se ha distinguido por su valor, perseverancia y tenacidad para afrontar con éxito las pruebas que la vida le ha presentado”.

Dentro del acto cívico en el que fue presentado como soldado honorario Christopher recibió más sorpresas, no sólo le regalaron una tableta electrónica, sino que se enteró que viajará a Cancún, para hacer realidad otro de sus sueños, conocer el mar.

Le fue entregada, además, una placa que lo identificado como militar y una pequeña figura de un militar.

En un emotivo mensaje, Bertina Ponce, presidenta de “Hay vida en mis Sueños” exhortó a Christopher a nunca olvidar la letra del Himno Nacional, pero sobre todo tener presente la parte donde dice, “un soldado en cada hijo te dio”.

Así mismos agradeció por cumplir el sueño del niño que desde hace casi un año fue diagnosticado con cáncer.

Al concluir la ceremonia de nombramiento, Christopher presenció un desfile en su honor y luego fue conducido en una unidad blindada hasta el campo de entrenamiento y obstáculos de la XI Zona Militar, conoció, vivió y hasta sintió lo que es ser soldado por un día.

Christopher es el hijo menor de la familia Muñoz Delgado, tiene una hermana llamada Teily Josseline, quien todos los días lo acompaña a vivir.

Su madre Martha Elena Delgado aseguró que además de ser muy reservado, Christopher es un niño muy valiente y aunque manifestó su dolor porque su hijo padezca esta enfermedad, reconoció el valor y fuerza con que su niño ha luchado contra esta enfermedad.

“Nos da mucha alegría que esté cumpliendo sus sueños (…) ya es un soldado, pero siempre fue para mí un soldado porque es un niño muy valiente.

La madre de Christopher aseguró que él siempre quiso ser soldado y debido a lo complicado que parecía, se conformaba con al menos conocer las instalaciones y ver cómo vivían.

Por su parte, Juan Muñoz Rodríguez, confesó que desde hace tiempo le dijo a Christopher que él no es su padre, es su hijo, pues a diario aprende cosas nuevas con él, además de admirar su fortaleza y sus ganas de luchar y vivir.

Con visible nostalgia y la emoción que sólo un padre puede manifestar, Don Juan aseguró que Christopher es un niño tan fuerte y con tantas ganas de vivir, que al decirle que tenían que cortarle un pie, él les dijo que no se pusiera triste porque ya sabía lo que le tenían qué hacer.

FUENTE

Comentarios

comentarios